Más música, mejores matemáticas

Sabemos que sois conscientes de que la música es muy beneficiosa para los niños y adolescentes. También sabemos que os gusta leer artículos que reafirmen dicha teoría. Así que hemos pensado que deberíais leer esto:

Artículo del The University of British Columbia.

shutterstock_198925616

Los alumnos que estudian música, obtienen mejores resultados en el colegio e instituto que sus compañeros no músicos.

 

En Pomme d’Api

Como todos los años por estas fechas, nuestras profesoras de Música y movimiento han empezado hoy los talleres de música para los alumnos de 4 y 5 años del Colegio Pomme d’Api de Madrid.

Nos hace mucha ilusión seguir llenando de música las aulas de este centro y estamos orgullosos de que, año tras año, cuenten con nosotros para ello.

Estaremos por aquí hasta el 4 de febrero.

¡Que os divirtáis!

fotos_5_12_13_009

 

Cosas que nos gustan

Una de las cosas que nos gusta a todos es celebrar. Cuando se es positivo, todo acontecimiento puede ser una excusa para celebrar. Cumpleaños, aniversarios, noticias relevantes…

Nosotros este año lo hemos inaugurado celebrando que llevamos cinco años realizando talleres de música para los alumnos de 4 y 5 años de L’Ecole Maternelle Française Pomme d’Api, un centro con el que nos encanta colaborar y donde nos sentimos como en casa.

En esta ocasión, Marta y Sonia han sido las encargadas de guiar a los pequeños a través de un viaje musical en el que no han faltado juegos, música y muchas, muchas risas. Mañana realizarán las últimas actividades, conocerán al aventurero Amadeo Jones, repasarán los conceptos aprendidos a lo largo de estas semanas, aprenderán a subir y bajar por la escalera de los sonidos y, como siempre, nos despediremos con una canción preciosa. Y nosotros volveremos a nuestras aulas pensando en lo mucho que echaremos de menos a esos casi sesenta niños y deseando volver a su escuela el próximo año.

Queridos profes, padres y alumnos del Pomme d’Api: ¡ha sido una experiencia preciosa y es un honor seguir compartiendo momentos fantásticos con vuestros alumnos!, ¡esperamos volver a veros en 2019!

fruits

¡Llega la orquesta de cuerda a Las Matas!

Nuestra familia va creciendo y este año tenemos un nuevo miembro del que sentirnos orgullosos: la Orquesta de cuerda Musikum, la primera orquesta de Las Matas.

Orquesta Musikum

De momento es una orquesta pequeñita, pero tenemos grandes planes para ella y muchas ganas de verla crecer poquito a poco.

¿Quién puede entrar a formar parte de este proyecto? Cualquier instrumentista de cuerda (frotada, se entiende), tenga la edad que tenga e independientemente de su nivel. Así que si te gusta tocar el violín, la viola, el violonchelo o el contrabajo —seas o no alumno de Musikum— y te apetece formar parte de una orquesta aquí en Las Matas, esta es tu oportunidad.

Orquesta de cuerda MusikumFieles a nuestra filosofía de que no es necesario esperar a terminar los estudios en el conservatorio para disfrutar de hacer música en grupo, en esta nueva formación se darán cita semanalmente alumnos de todas las edades y niveles, tocando repertorio variado basado, sobre todo, en los gustos de sus componentes. Rock, pop, clásica, bandas sonoras…

¿Quién se anima?

28 de Mayo — Taller de Estimulación Temprana (8 a 36 meses)

Nuevos talleres en Musikum: Estimulación Musical Temprana

TALLER DE MÚSICA para bebés CartelEstamos lanzados: después de un tiempo recibiendo solicitudes de actividades para alumnos menores de 3 años, hemos decidido dar el paso de la mano de Aurora Hijosa, nuestra nueva profesora de percusión y especialista en Musicoterapia y Estimulación Musical Temprana.

Así que este sábado 28 de mayo, a las 11 h., todos aquellos que deseéis pasar un rato experimentando con vuestros bebés, tenéis una cita en Musikum con Aurora. El taller durará aproximadamente una hora y podréis asistir uno o dos adultos acompañando a cada bebé (se cobrará por número de bebés, no de adultos).

¿Qué es la Estimulación Musical Temprana?

La estimulación musical temprana o el empleo de la música como herramienta de enseñanza en los primeros meses de vida de un niño, nació de la observación de los beneficios que la musicoterapia mostró en alumnos con necesidades especiales. Al ver los excelentes resultados que tenía la música sobre ellos, los pedagogos comenzaron a experimentar esta misma terapia en niños de desarrollo normal.

Sabemos que durante los primeros meses/años de vida del niño, su capacidad de aprendizaje y desarrollo cerebral es altísima. Nuestro entorno familiar, social y cultural es clave para forjar nuestra personalidad y desarrollo cognitivo. Así pues, incluir la música en ese entorno desde el momento del nacimiento del niño, contribuye enormemente no solo a mejorar el sentido rítmico, las capacidades motrices y el sistema auditivo del pequeño, sino también a desarrollar la memoria, potenciar la creatividad, favorecer su integración socio-cultural, su forma de expresarse y relacionarse con los demás y a ampliar y mejorar sus habilidades lingüísticas.

Es difícil entender la disciplina de la educación musical temprana sin la figura del recientemente fallecido Edwin Gordon, que en una ocasión, durante una conferencia que ofreció en el Goethe Institut de Roma en 2002, se dirigió al público de la siguiente manera:

Quisiera comenzar haciéndoles algunas preguntas sobre las cuales reflexionar:
¿Como aprendieron a hablar ustedes su lengua materna, el italiano?
Antes de hablar de música, quisiera ayudarles a responder a esta pregunta. La primera cosa que hace un niño, y que por lo tanto cada uno de ustedes ha hecho, es escuchar el idioma hablado por alrededor de un año, o sea, han escuchado un año entero sin entender la mayor parte de las palabras que se decían a su alrededor, y sin embargo todo lo que escucharon en ese período fue muy importante para conseguir más tarde hablar en su idioma. Cuanto más amplio es el vocabulario que se escucha durante la primera infancia, mejor se hablará más tarde. Hay una enorme correlación entre la riqueza del vocabulario que se escucha en la primera infancia y la inteligencia que se tiene en la edad adulta. Durante el primer año de vida uno escucha, alguien nos habla directamente, aprendemos a repetir palabras que escuchamos, comenzamos por lo tanto con un “vocabulario oído” que más tarde deviene en “vocabulario hablado”. Por casi cinco años de nuestra vida aprendemos nuestro idioma escuchando y hablando, antes que alguien nos enseñe formalmente como leerlo. Apenas aprendemos la lectura, que es el tercer vocabulario que incorporamos, se aprende la escritura, que es el cuarto vocabulario. Es muy importante focalizar el hecho que antes de aprender la lectura y la escritura, durante al menos cinco años escuchamos y hablamos en libertad, de manera no formal.

Para Aurora, lo más importante de la música es que es un medio para comunicarse y, con ello, transmitir las emociones y entenderse a uno mismo. Vamos, un lenguaje, como aquel del que habla Gordon.

Todos llevamos la música dentro desde antes de nacer, en nuestros latidos del corazón, movimientos, nuestra voz, etc. A través de la música, los niños adquieren mayor consciencia de sí mismos, del entorno y de los demás y aprenden una valiosa forma de canalizar y transformar sus emociones. Hacer música de manera creativa es una gran herramienta de transformación personal y colectiva. Al crear música cambia nuestro cerebro y nuestra manera de relacionarnos.

El objetivo final es que los niños, a través de la música como un medio para conseguirlo, desarrollen su propia personalidad, percepción sensible, expresión estética y creatividad sonora, y no solamente incorporen las bases de la sintaxis musical.

13119739_1028914427162226_5509258513034715190_o (1)En sus clases, Aurora utiliza diferentes metodologías, como la MLT (Teoría de aprendizaje musical) de Edwin Gordon, Suena Suena o Batucado, además de actividades creadas por ella, adaptándose a las características de cada grupo y a sus necesidades.

No perdáis la oportunidad de pasar un rato estupendo con vuestros hijos y la gran cantidad de actividades que Aurora ha preparado para vosotros. Estaréis favoreciendo el crecimiento de vuestros bebés de la forma más divertida.

La cita, el sábado 28 de mayo a las 11 h.

Lugar: salón de actos de la Escuela Musikum (C/ Martín Iriarte 15, 28290, Las Matas, Las Rozas, Madrid)

Precios: 16 € / bebé (acompañado de uno o dos adultos), 12 € para los familiares de alumnos matriculados en Musikum.

 

Muere Nikolaus Harnoncourt

Esta mañana recibíamos la triste noticia del fallecimiento, esta pasada noche, del gran maestro Nikolaus Harnoncourt.

N.H.2

El director austriaco (aunque nacido en Berlín), anunció su retirada de la vida profesional el pasado mes de diciembre, un día antes de cumplir 86 años.

Mis fuerzas físicas me obligan a cancelar todos mis planes futuros. Explicó Harnoncourt el 5 de diciembre de 2015.

Por si lo no conocíais, os dejo una breve biografía y algún documento gráfico. Y os recomiendo encarecidamente que os acerquéis a su mundo, pues es sin duda uno de los músicos más influyentes de los últimos tiempos.

Los hermanos Harnoncourt

Nikolaus (derecha) con su hermano René (en el medio, tocando el violín) y Philipp, invierno 1933/34

Nacido en 1929 en el seno de una familia aristocrática estrechamente ligada a la música —aunque ninguno se había dedicado profesionalmente a ella, todos tocaban algún instrumento, principalmente el piano—, pasó su infancia en Graz, siendo esta una etapa que el músico describía como feliz y sin complicaciones. Durante esa época, el niño Niki recibió sus primeras clases de música a través del piano, instrumento que confesaba haber odiado (probablemnte por llevar la contraria a la familia), sin llegar a tocar ni practicar demasiado. De modo que se le dio como alternativa el violonchelo, que pareció ser mejor recibido.

Una de las primeras anécdotas que marcaron la vida y carrera musical de Harnoncoaurt fue su primer contacto con  la ópera “Porgy and Bess” de Gershwin. Quizá fuera precisamente ésta la que influyó más directamente sobre nuestro maestro, de hecho. Probablemente, de no conocer esta historia de la familia Harnoncourt, cualquiera diría que debió ser alguna pieza de Bach, Händel, Monteverdi…, pero no: la pieza que más impresionó a Nikolaus Harnoncourt fue una opera compuesta en el siglo XX. Todo partió de su tío René, director del New York Museum of Modern Art y amigo del compositor americano, quien envió a su familia uno de los primeros ejemplares impresos de la ópera. Al recibirla, siendo Harnoncourt aún muy pequeño, su padre la interpretó al piano y el niño quedó impresionado. Cuan grande sería el impacto, que años más tarde se convertiría en una de sus obras favoritas.

Todo esto ocurría en la década de los treinta. Pero, como ocurre con tantas biografías de los nacidos en Europa antes de la Segunda Guerra Mundial, su vida y su carrera estuvieron marcadas por la historia reciente de nuestro continente. En 1938, las tropas de Hitler invadieron Austria y dio comienzo un periodo de terror que ponía fin a la infancia idílica y feliz de sus primeros años de vida. En 1944, la familia Harnoncourt huyó del nazismo instalándose en la zona montañosa (y de belleza inigualable, por cierto) de Salzkammergut, donde recibió clases de violonchelo de Paul Grümmer y comenzó a sentir deseos de dedicarse profesionalmente a la música. En concreto, se despertó en él un especial interés en la música para teatro de títeres (o marionettentheater), una corriente artística muy arraigada en Austria.

En 1948, ya más decidido por la interpretación musical que por el teatro de marionetas, se trasladó a Viena, donde estudió violonchelo con Emanuel Brabec, solista de la Orquesta Filarmónica de Viena. A principios de los años cincuenta, siendo aún estudiante de violonchelo en la capital austriaca, comenzó a descubrir su pasión por la música antigua, llegando a fundar un cuarteto de viola da gamba con, entre otras, quien sería su esposa, Alice Hoffelner.

Su interés por la interpretación historicista siguió incrementándose año tras año y es en ese campo en el que el gran Nikolaus Harnoncourt ha dejado una huella indiscutible. Una huella que se extendió a todo el mundo, pero cuya máxima representación se encuentra en el Concentus Musicus Wien, grupo que fundó en 1953 y cuyo espíritu de estudio exhaustivo puede sintetizarse en el siguiente dato: el conjunto no aceptó interpretar en público hasta pasados cuatro años de ensayos. Ahí es nada…

Entre los años 1952 y 1969 fue miembro de la Orquesta Sinfónica de Viena, que hasta el año 1960 dirigía Karajan. En 1972 pasó del cello a la batuta, que no soltó hasta hace apenas unos meses.

Una de las facetas que más me gustaban de Harnoncourt fue su defensa de la presencia de la música en la educación de todo individuo.

¿Habría llegado Einstein a la teoría de la relatividad, de no haber tocado el violín? Yo estoy seguro de que no.

Nikolaus Harnoncourt.

Os dejo una pequeña entrevista que concedió hace unos cinco o seis años en la que expone su postura al respecto. Y después, por supuesto, una interpretación del gran maestro frente al Arnold Schoenberg Choir y el Concentus Musicus Wien. Espectacular Magnificat de Bach.

Para terminar, por si tenéis tiempo (y a pesar de que imagino que la mayoría de vosotros no entenderéis el alemán), os dejo un documental en el que el propio Harnoncourt habla de su vida y su música.

Talleres de música en colegios

Por tercer año consecutivo, el colegio Pomme d’Api de Madrid, ha confiado en nuestra escuela para la realización de una serie de talleres de iniciación musical en su centro. Un hecho que nos llena de orgullo y por el que, desde aquí, queremos dar las gracias a todo el equipo del Pomme d’Api.

Imagen portada talleres colegios

La idea de estos talleres fue creada pensando precisamente en colegios como el suyo, en los que la música no tiene un lugar destacado en el programa educativo de los alumnos más pequeños e introducen la asignatura a partir de Educación Primaria.

Nosotros sabemos que, si bien no es necesario iniciarse en la práctica de un instrumento antes de los siete años, sí es altamente recomendable aprovechar las inmensas capacidades de los alumnos entre 3 y 6 años para desarrollar el oído, el ritmo, las habilidades motoras y tantos otros aspectos que se consiguen fácilmente cantando y jugando con música en edad preescolar.

Las actividades didácticas que nosotros ofrecemos a través de estos talleres están pensadas para hacer realidad todos los aspectos que conforman la educación musical, así como por el placer de escucharla, bailarla, descubrir sus secretos, imaginar ambientes, provocar emociones, acompañar sus ritmos, compartir experiencias y favorecer la socialización entre alumnos.

En esta ocasión, han sido Ana y Esther las encargadas de llevar hasta el Pomme d’Api esta fantástica experiencia musical, impartiendo dichos cursos a los alumnos de 4 y 5 años, que por primera vez en su vida, se acercaban a la música a través de cuentos y actividades divertidísimas.

Y es que nuestros talleres se engloban bajo el título Cuentos musicales para escuchar, explorar, tocar y bailar, porque en cada sesión, existe un hilo conductor en torno al cual giran todas las actividades, prestando especial atención a algunos aspectos como la entonación, el ritmo, el lenguaje musical, el movimiento y – aunque parezca casi imposible tratándose de alumnos tan pequeños y principiantes – también a la práctica vocal e instrumental conjunta, que es sin duda la experiencia más gratificante para ellos.

Los cuentos que nos han servido de guía este año han sido: Piccolo y Saxo, La primavera, Pedro y el lobo El carnaval de los animales. Y según tengo entendido, un año más, lo han pasado todos en grande.

Esperamos poder repetir experiencia el próximo curso.