Música, filosofía y deporte

Hoy quiero compartir con vosotros una entrevista que el diario El País realizó a Daniel Barenboim durante un viaje en coche, de Madrid a Valladolid. Se publicó ayer en su página web y yo la descubrí gracias a la escuela Sol menor, que lo colgó en su Facebook. ¡Espero que no les importe que les copie la iniciativa!

El músico argentino, conocido por su intenso afán por reconciliar a israelíes y palestinos a través de la música, concedió la entrevista pidiendo explícitamente abordar aspectos musicales de manera muy breve, pues en principio se mostraba más interesado en hablar del momento de cambio que experimenta estos días el mundo árabe, la gestión de Obama, la postura de Israel… Claro, que al final todo acaba entrelazándose.

Acompaño la entrevista con un vídeo del segundo movimiento de la Sonata en La mayor, D 959, de Schubert, compuesta en 1828. Cuando leáis el artículo entenderéis por qué. Sólo decir, como apunte personal, que escuchar ese movimiento siempre me ha parecido sobrecogedor, pero al tocarlo se experimenta algo difícilmente expresable con palabras: es una auténtica carta de despedida del compositor, que pasa, en unos siete minutos y medio, por la tristeza, desesperación y, finalmente, resignación ante la muerte que sabe se le avecina.

No he encontrado la versión del propio Barnboim, pero sí una estupenda de Alfred Brendel.

Pincha aquí para leer la entrevista.

Los Reyes traen pianistas

Seguro que no conocíais este dato de nuestros queridos Reyes Magos, pero sí, resulta que sus majestades tienen una relación especial con la música y más concretamente con los pianistas. Tanto es así, que en varias ocasiones han dejado como presente un pianista. Hablo de tres de los más grandes: Arturo Benedetti Michelangeli, el 5 de enero de 1920; Alfred Brendel, en la misma fecha, pero en el año 1931 y Maurizio Pollini, también el 5 de enero, esta vez en 1942.

Pues nada, aquí tenéis un poco de mirra*

otro tanto de incienso**,

y por último, un poco de oro***.

Como os he dicho en otras ocasiones, en mi opinión sería una lástima que sólo escucharais los fragmentos que os propongo, de modo que mi recomendación es que, si os ha gustado alguno —o varios— de los vídeos, busquéis las continuaciones, los discos en casa o, mejor aún, asistáis a conciertos en vivo donde podáis escuchar las versiones completas.

¡Felices Reyes!

* Arturo Benedetti Michelangelli toca Ondine, el primer número de Gaspard de la Nuit de Ravel.

** El incienso venía en forma de comienzo del Concierto para piano y orquesta nº 3 de Beethoven, con Claudio Abbado dirigiendo y Alfred Brendel al piano.

*** Primer movimiento de la Sonata para piano nº 2 de Pierre Boulez interpretado por Maurizio Pollini.