Volvemos, y lo hacemos con Gene Kelly

Tras meses de parón en que nuestra actividad ha estado centrada, principalmente, en el campamento de verano, es un placer retomar el trabajo bloggero recordando al gran Gene Kelly, que hoy cumpliría 100 años. 

Como sabéis, Gene Kelly —cuyo verdadero nombre, por cierto, era Eugene Joseph Curran— es el actor, cantante y, sobre todo, bailarín cuyo nombre encabeza la Historia del Cine Musical. Su inigualable forma de bailar lo convirtió en un verdadero mito, y eso a pesar de que dicha facultad la desarrolló casi por casualidad. O porque lo consideró una forma eficaz de combatir un complejo de inferioridad que lo atormentaba: todos los chicos de clase eran más altos que él, a quien, por medir un metro setenta, no admitieron en el equipo de béisbol. O igual simplemente es que ese deporte no se le daba bien…

Qué cosas tiene la vida…

Pues bien, Gene Kelly nació en Pittsburgh el 23 de agosto de 1012. A los 26 años, tras numerosos y variados trabajos, se trasladó a Nueva York para triunfar en el teatro. Como tantos otros jóvenes de la época, consiguió hacerse un hueco en Broadway y allí fue descubierto por David Selznick, quien le hizo su primer contrato en Hollywood. Pero fue la Metro Goldwyn Mayer quien le tomó “prestado” para su debut en el cine: fue en 1942 junto a Judy Garland en Por mi chica y por mí. La MGM decidió entonces comprar el contrato de Selznick y, a partir de entonces, Kelly se cruzó en su carrera con los nombres más sonados del momento: Vincente Minelli, Stanley Donen, Barbara Streisand, Mickey Rooney, Rita Hayworth y, por supuesto, Fred Astaire, con quien entabló una estrecha amistad.

Diez años después de su primera película, llegó una de las más grandes del género y por la que todos lo recordamos: Cantando bajo la lluvia. 

¿Sabíais que rodó esta escena en una sola toma y con una fiebre altísima? Pues no es la única curiosidad que acompaña a la película. Cuentan que en las escenas de lluvia, para que ésta fuera captada con facilidad por el espectador, no se usó agua sino una mezcla salina con un ligero toque de leche. Si os fijáis bien, se nota que las gotas son prácticamente blancas.

Y a pesar de que en los créditos aparece como “música original”, siempre se dijo que la canción Make’hem Laugh, también de la película Cantando bajo la lluvia, era un plagio descarado de Be a Clown, de Cole Porter. Pero como Porter no quiso demandarlos, aquí paz y después gloria. Al parecer le gustaban las películas de Gene Kelly y concretamente esta lo tenía enamorado.

A ver qué os parece a vosotros:

 

En 1980 anunció su retirada de los escenarios diciendo:

Un músico tiene su piano, un pintor tiene su pincel y un escritor su pluma. Pero un bailarín sólo tiene su cuerpo. Y el mío pasó su mejor momento.

Falleció el 2 de febrero de 1996 en su casa de Beverly Hills.

Anuncios

Acerca de escuelamusikum

Una nueva escuela en Las Matas (Madrid) que se propone acercar la música a niños y adultos que quieran conocer este arte tanto de forma profesional como amateur.
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Cine y música, Efemérides y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Volvemos, y lo hacemos con Gene Kelly

  1. Elena dijo:

    ¡Qué interesante, Paula! Lo de la fiebre en la famosa escena era algo que ya había oído yo también. Me parece increíble.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s